La enfermedad de Parkinson es una patología crónica y progresiva del sistema nervioso. Por ello afecta a la actividad, el movimiento o el tono muscular. Actualmente en España están diagnosticadas aproximadamente 300.000 personas. Cada se diagnostica 1 caso de cada 10.000 habitantes.

La mayor incidencia se da entre personas de 70 a 79 años.

El médico James Parkinson la describió por primera vez en 1.817. La bautizó con el nombre de “parálisis agitante” por sus síntomas de inmovilidad involuntaria temblorosa y rigidez. Tras un periodo de olvido del trabajo de J. Parkinson, más de 60 años después Jean-Martin Charcot acuñó el término de “enfermedad de Parkinson”. Así, éste último amplió el concepto de la patología incluyendo además síntomas cognitivos como el deterioro de la memoria.

¿Cuáles son los síntomas del Parkinson?

Los síntomas más comunes de la enfermedad son los siguientes:

  1. Síntomas motrices:  Temblor en reposo, bradiquinesia, falta de expresión facial, problemas de equilibrio…
  2. Síntomas no motrices: Depresión, ansiedad, deterioro cognitivo, dolor, trastornos del sueño…

Además, es necesario tener en cuenta que esta enfermedad no afecta a todas las personas por igual. Cada persona puede experimentar distintos síntomas y la enfermedad evolucionará a diferente ritmo.

¿Cómo evoluciona?

La evolución de esta patología es difícil de estimar. Algunas personas la desarrollan con más rapidez y otras de forma más lenta. En fedesparkinson.org  proponen 5 estadios de la enfermedad:

  1. Afectación unilateral. Por ejemplo se da un posible temblor en alguna extremidad, dificultad en motricidad fina, leve arrastre de los pies…
  2. Afectación bilateral con mantenimiento del equilibrio. En este estadio aparece una alteración de la expresión facial, síntomas depresivos o enlentecimiento.
  3. Bilateral con afectación del equilibrio. Por ejemplo aparece dificultad al caminar, en comunicación y en equilibrio.
  4. Aumento del grado de dependencia. Se intensifican los síntomas del estadio anterior.
  5. Dependencia. Trastornos del lenguajes, disfagia, infecciones, etc.

 

El Grupo Las Mimosas dispone de un servicio gratuito de asesoramiento. Para resolver cualquier duda, no dude en consultarnos a través de MimoOnline.