Los elementos tecnológicos pueden mejorar la calidad de vida de personas con demencia y sus cuidadores.

Os presentamos un ejemplo de ello.

En Oslo (Noruega), una pareja vive en su domicilio y convive con la enfermedad de Alzheimer. Tienen instalada una tablet en la pared que les permite estar permanentemente conectados a través del Skype. Además pueden incluir un calendario con su listado de eventos y tareas del día con un recordatorio de audio (por ejemplo la hora de tomar la medicina). Por otra parte tienen sensores wifi. Estos sensores actúan de alarma si se abre una puerta en mitad de la noche o si se deja una estufa encendida.

En el siguiente enlace encontraréis algunas ideas:

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/09/130916_salud_tecnologia_alzheimer_ayuda_gtg.shtml

Hoy en día existen multitud de avances tecnológicos que nos pueden permitir mejorar nuestra calidad de vida.

En el caso de personas con la enfermedad de Alzheimer, toda ayuda es bienvenida. Si mejora el bienestar de la persona y la de los familiares, ¿por qué no intentarlo?