El día 12 de octubre de cada año, no sólo celebramos la gran  fiesta de Aragón, las Fiestas del Pilar, celebramos la fiesta de la Hispanidad.

Es la fiesta más importante de nuestro calendario. La emoción, la alegría y la participación popular en la Ofrenda de flores no deja de sorprendernos a todos, a propios y a extraños. Es como si nos dejáramos invadir por un sentimiento profundo, arraigado hasta la médula de nuestros sentimientos ancestrales, antiguos y a la vez nuevos, renovados y rememorados cada año, una vez más y sin cansancio en sentirlos, buscando el amparo de nuestra Virgen del Pilar.

En Residencia Las Mimosas tenemos y nos invade este espíritu colectivo y los expresamos siempre haciendo nuestra peculiar Ofrenda de Flores.

pilares-residencia-2016-1

Preparamos a La Virgen de forma que podamos revestirla con las flores que nuestros residentes van aproximando a este improvisado Altar, el cual no por improvisado carece de importancia. Proporcionamos la máxima relevancia a este acto y a su puesta en escena, como se merece. Ponemos en ello todo nuestro empeño y nuestra creatividad al servicio de nuestros residentes y de Nuestra Virgen del Pilar. Así debe ser y así será.

pilares-residencia-2016-2

Una vez colocado y conformado este manto, las jotas empiezan a sonar. Todos ellos participan de un Coro acompañados por nuestro personal que “dándolo todo” entonan las jotas preparadas para este evento único e irrepetible, entrañable siempre.

La participación es completa, nadie se queda sin hacer entrega de sus flores. Después les obsequiamos con la música, la alegría compartida y la comida especial con un  menú digno de fecha tan significada, dando por finalizada esta fiesta.

 

Pilar Acero

Directora de Residencia Las Mimosas