Hoy se celebra el Día Internacional de la Enfermería.

Un homenaje al nacimiento de Florence Nightingale que destinada a casarse y “sobrevivir” a una vida doméstica, luchó por perseguir su gran vocación: Ser enfermera. Y a su labor se le debe la profesionalización de este colectivo.

Florence Nightingale: la dama de la lámpara que salvó vidas con las matemáticas (bbc.com)

Este año se celebra bajo el lema “Las enfermeras: Una fuerza para el cambio – mejorando la capacidad de recuperación de los sistemas de salud”. Se recuerda una profesión dedicada a la atención de los pacientes en todos sus niveles.

“El arte de saber cuidar” es clave en el día a día de su trabajo. “Hace de nosotros un colectivo de profesionales capaz de cogerle la mano a un niño temeroso, acompañar a la familia, proporcionar apoyo al familiar cuidador, dar seguridad a una madre primeriza ante sus primeros temores y brindar la información de cuidados necesarios para una enfermedad crónica” (Lola Posadillo, Directora de enfermería del Hospital Quirón Sagrado Corazón de Sevilla).

Enhorabuena a todos y todas las enfermeras que con su labor atienden y apoyan a tantos pacientes y familiares. Enhorabuena porque facilitan el mantenimiento del Sistema de Salud. Son sin duda, imprescindibles.