La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la demencia como un síndrome que deteriora las capacidades cognitivas, el comportamiento y la capacidad para realizar las actividades de la vida diaria. No se asocia con la vejez aunque afecte a las personas mayores. Según esta organización cada año se diagnostican 10 millones de nuevos casos a nivel mundial.

La demencia se caracteriza por el deterioro las capacidades cognitivas

Las capacidades cognitivas que pueden verse afectadas por esta patología son la memoria, la atención, el pensamiento, la orientación y el lenguaje entre otras. Suele acompañarse por el deterioro emocional, comportamental y social. La causa que produce este deterioro es la lesión de ciertas partes del cerebro y produce situaciones de dependencia (una de las primeras causas de dependencia en el mundo).

El diagnóstico de demencia se efectúa tras el cumplimiento de ciertos criterios específicos:

  • Deterioro significativo de una o más capacidades cognitivas descrito por la persona, un profesional o una tercera persona. Este deterioro debe ser comprobado en las pruebas neuropsicológicas pertinentes.
  • Los déficits que aparece interfieren en la vida de la persona y en la realización de las actividades diarias. Deterioro de la independencia y autonomía.
  • Estos déficits no aparecen como consecuencia de un delirium (síndrome confusional agudo).
  • Y no se pueden asociar con otro tipo de patologías o trastornos psicológicos.

Clasificación de las demencias

Las demencias se pueden clasificar según diversos factores como pueden ser el inicio o la causa. El Centro de Referencia Estatal de Atención a personas con Alzheimer y otras Demencias, CRE Alzheimer, diferencia la demencia según las siguientes claves:

  • Edad de inicio. Si la demencia es de inicio temprano anterior a los 65 años o no.
  • Dependiendo de la estructura cerebral que está afectada. Pueden corticales (cambios en la corteza cerebral y se caracterizan por la amnesia, la afasia o apraxias entre otros síntomas) y subcorticales (disminuyen estructuras de la sustancias gris y blanca del cerebro).
  • En función de su causa puede ser primarias o secundarias (si aparece como consecuencia de otra patología).
  • Frecuencia. Las demencias más frecuentes son la de tipo Alzheimer (entre un 60 y 70% de todos los casos), la demencia vascular, con Cuerpos de Lewy y la frontotemporal.