Hoy queremos hablaros de las actividades cognitivas para la enfermedad de Alzheimer. Estas actividades tienen muchos beneficios. Entre otros enlentecen el deterioro cognitivo, restauran habilidades o mejoran el nivel de autonomía.

En CRE Alzheimer Salamanca nos detallan algunas actividades que pueden realizarse según el nivel de deterioro:

LEVE

  • Tareas simples que mejoren la atención.
  • Actividades sencillas para trabajar la orientación espacial, temporal y personal.
  • Ejercicios que potencien la memoria inmediata y remota.
  • Tareas de cálculo mental y problemas aritméticos.
  • Ejercicios para trabajar el razonamiento. Por ejemplo clasificar objetos según alguna característica.
  • Ejercitar el lenguaje escrito.
  • Realizar dibujo libre o guiado con el objetivo de mejorar las praxias constructivas

MODERADO

  • Mantenimiento de las actividades relacionadas con la orientación.
  • Trabajo de la memoria remota utilizando tareas de evocación.
  • Continuación de las tares de escritura partiendo de las capacidades conservadas.
  • Tareas de cálculo y reconocimiento de números.
  • Actividades que le permitan seguir conectado con el entorno. Por ejemplo reconocer objetos cotidianos.
  • Clasificación de palabras para mantener la capacidad de razonamiento.

GRAVE

  • Tareas de pre-escritura, debido a que la escritura casi no es posible.
  • Actividades que fomentan la coordinación visual y motora.
  • Reconocimiento visual. Por ejemplo mediante fotografías familiares u objetos cotidianos.
  • Reconocimiento de las características de los objetos.
  • Tareas que promuevan el reconocimiento espacial básico.
  • Manipular objetos de uso cotidiano, utilizando la imitación como técnica de facilitación.