En la vejez es fundamental mantener hábitos de vida saludable, incluidos los relacionados con la alimentación. Una buena dieta puede reducir el riesgo de sufrir ciertas patologías (anemia, hipertensión arterial, enfermedades cardiácas…) o disminuir su impacto. Durante el envejecimiento, se producen ciertos cambios que afectan a la función digestiva por lo que será necesario ajustar la [&hellip

Leer mas...